#Noticias al Momento | Karl Lagerfeld no quería ser enterrado

El kaiser de la moda habló hace un año del momento en que se encontraría con la muerte.

El mundo de la moda ha perdido a su Kaiser.

Karl Lagerfeld, el famoso director artístico de Chanel, murió el martes 19 de febrero por la mañana en el American Hospital de París. Según la revista People, de cáncer de páncreas.

Durante mucho tiempo había ocultado su edad. Ahora es público, el diseñador tenía 85 años. ¿Pensó en la muerte? Sin duda, no tenía miedo de hablarlo, con la franqueza que uno le conoció. La última vez fue en abril de 2018, durante una larga entrevista con Magazine Number. Karl Lagerfeld había evocado su entierro, o más bien, había descartado la idea de un entierro. Hablando del estilista Azzedine Alaïa, quien murió en 2017, Lagerfeld respondió una pregunta sobre el estilo de su propio funeral. “¿Y tú, tu funeral, ves algo como el de Azzedine en Sidi Bou Saïd, o un gran entierro en la Madeleine?”

Su respuesta:

¡Qué horror! No habrá entierro. Antes muerto, respondió el Kaiser. Desde estas historias oscuras de la familia Hallyday, el funeral en la Madeleine parece una broma. Pedí que me incineraran y que mis cenizas se dispersaran con las de mi madre… y las de Choupette [su gato], si ella muere antes que yo.Lagerfeld

Estas declaraciones, hace casi un año, y la enfermedad que ha sufrido, sugieren que Karl Largerfeld ya había expresado sus últimos deseos. En “The Divan” de Marc-Olivier Fogiel en 2015, pronunció este discurso:

Si un día muero, tampoco quiero un entierro. Me parece horrible. Solo quiero desaparecer como los animales del bosque virgen. Es horrible saturar a las personas con las sobras de alguien muerto. Lagerfeld

Durante esta entrevista televisiva, el diseñador de moda también habló de la relación especial entre sus padres y los entierros. Su madre, por ejemplo, no le contó sobre el funeral de su padre. Y el más francés de los alemanes estaba visiblemente en paz con esta decisión: “No, ella me dijo: ‘No te gustan los entierros’. (…) No estoy seguro de que debería haber ido”, contó.

Karl Lagerfeld tampoco asistió al funeral de su madre, porque ella no lo quería. “Es muy bueno de esa manera, mantenemos vivo el recuerdo. Mirar a alguien en una caja de madera que conociste durante tu vida, es muy difícil”, dijo.

Una historia familiar que solo refuerza la idea de que no se debe esperar una gran ceremonia de despedida para “El Emperador” de la moda.

Esta nota fue publicada originalmente en Le HuffPost.

Facebook Comments
Si te gusto, compartelo, no lo dejes solo para ti!!! Y de paso suscribete a la web

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.